Lo que le venden como jamón York no es jamón

             Desde su origen, datado en torno a 1860 en una carniceria de York, su popularidad no ha dejado de crecer y lo más frecuente a día de hoy es comprarlo envasado en los frigoríficos de una gran superficie.

 El jamón dulce, en contraposición al curado, es un producto procesado que lleva reducida la cantidad y la cualidad de materia cárnica para ahorrar costes y tiene añadidos: agua, sal, azúcar, especias, proteína vegetal, potenciadores de sabor, nitritos, fécula, almidones, gelatina, etc. Es importante la mención comercial de estos embutidos o derivados cárnicos (Jamón cocido, Magro de cerdo, etc.) y cuando lleva féculas, debe incluir la palabra “fiambre” en el paquete.

La mejor manera de acertar consiste en elegir aquellos embutidos o derivados cárnicos que tengan menos productos añadidos innecesarios. No se debe fijarse en lo que dice la marca (sanísimonatural) sino en la denominación del producto  y sus ingredientes.

Si no sabes lo que comes, no sabrás quién eres.

 

https://elpais.com/elpais/2017/11/03/buenavida/1509697114_670015.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: