¿Es rentable para un restaurante tener estrellas Michelin?

Pues resulta que no necesariamente , ya que por recibir esta distinción de la famosa guía gastronómica  francesa lleva aparejado un incremento de un 30 % en los costes de gestión del restaurante .Es cierto que lucir una, dos o tres estrellas Michelin suele atraer a más comensales, lo que sube la facturación, pero para hacer frente a esa mayor demanda hay que contratar a más cocineros, camareros y profesionales de servicio en general. De hecho, la partida dedicada a pagar al personal puede suponer hasta el 50 % de los gastos del establecimiento.También hay que comprar más materia prima, diversificar la bodega con más vinos y adquirir más menaje, vajillas y mantelerías más caras y sofisticadas. Al final, la rentabilidad no es muy grande. Los más afortunados consiguen entre un 2 % y un 15 % de beneficios, aunque estos se pueden contar casi con los dedos de la mano. De ahí que no pocos se han quedado por el camino y han tenido que renunciar a las estrellas o cerrar el negocio por la presión que conlleva como es el caso de( El Bulli de Ferrán Adriá.) Bastantes cocineros han renunciado a sus estrellas Michelin para sufrir menos estrés y mejorar su calidad de vida. La cocina profesional no es un oficio al alcance de todo el mundo, ya que requiere gran aplicación, esfuerzo constante y prácticamente dedicar la vida a ello.

En realidad, al final, la rentabilidad viene de que la estrella aporta al chef prestigio y popularidad, y el restaurante es un escaparate que le abre las vías de otros negocios paralelos. Por eso vemos a tantos cocineros anunciando productos de tal o cual supermercado, haciendo programas de televisión, publicando libros o dando conferencias. Una agenda de actividades que compensa los elevados costes.

Información:https://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/es-rentable-para-un-restaurante-tener-estrellas-michelin-561510039370

 

Un comentario sobre “¿Es rentable para un restaurante tener estrellas Michelin?

Agrega el tuyo

  1. Había leído algo en ese sentido. Y no me extraña que, ante tanta presión, muchos cocineros renuncien a los dudosos, al menos para mí, honores que supone gozar o disfrutar de alguna estrella michelín. Para mí, la cocina, el cocinar, es un arte, el arte de saber y querer hacer bien las cosas, de mimar y cuidar el producto para que llegue con todo su esplendor al comensal, de disfrutar con lo que se hace y, en ese sentido, trabajar bajo presión no creo que sea lo más recomendable…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: