La industria del azúcar lleva décadas manipulando a la ciencia

Antiguamente, morir de cáncer de pulmón era toda una rareza. Sin embargo, el consumo masivo de tabaco, que comenzó a finales del siglo XIX, causó una epidemia mundial. La relación entre el hábito de fumar y el cáncer comenzó a demostrarse en los 40 y a finales de los 50 las pruebas ya eran irrefutables. Sin embargo, en 1960 solo un tercio de los médicos de EE UU creían que el vínculo entre la enfermedad y el tabaquismo era real. A esa confusión de los médicos y la ciudadanía contribuyó también la ciencia. En 1954, Robert Hockett fue contratado por el Comité de Investigación de la Industria del Tabaco estadounidense para poner en duda la solidez de los estudios sobre el daño de los cigarrillos.

A pesar de los esfuerzos de a industria tabacalera, la acumulación de pruebas ha logrado concienciar a la gente sobre los peligros de fumar en todo el mundo, por lo que las campañas  han reducido considerablemente el número de fumadores. Aunque lo cierto es, que el negocio del tabaco, no es el único que ha manipulado la ciencia para poder proteger sus beneficios.  Como el tabaquismo, el consumo desmesurado de azúcar es un hábito enfermizo moderno. Y aunque la conciencia sobre los daños del azúcar es algo mucho más reciente, parece que la propia industria era consciente de ellos desde hace mucho tiempo. De hecho, Hockett, antes de buscar la protección del tabaco a través de la confusión, había hecho lo mismo con el azúcar. Entonces, al no poder negar la relación entre sacarosa y caries, trataba de promover intervenciones de salud pública que redujesen el daño del azúcar en lugar de restringir su consumo.

Dana Small, científica de la Universidad de Yale, y cuyo trabajo consiste en entender la manera en que el entorno moderno, desde la alimentación a la contaminación, favorece la obesidad, nos cuenta desde su experiencia colaborando con Pepsi. A pesar de esto, reconoce que los directivos, al comenzar a financiar proyectos sobre alimentación y salud, tenían buenas intenciones, y que todo fue bien hasta que tuvieron “resultados que indicaban que sus productos podían estar haciendo daño”. Estos, no podían asumir que conocían estos peligros, ya que se podrían utilizar contra ellos en el futuro. “Dejaron de financiarme la semana siguiente y a los científicos con los que estaba trabajando, les confiscaron los ordenadores”, relataba.

Cuchara, Tenedor, Cubiertos, Azúcar Glas, Silueta

https://elpais.com/elpais/2017/11/22/ciencia/1511374173_530869.html

Un comentario sobre “La industria del azúcar lleva décadas manipulando a la ciencia

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: